Make your own free website on Tripod.com

Carlos Martín González


Guayaquil, 17 de mayo del 2003.

Día de San Pascual y aniversario de mi nacimiento.

Carlos Martín González, inútil para servir al Señor, pero enamorado de Cristo por la vida que me ha regalado con su muerte, les escribo para que mi realidad sirva como testimonio de AMOR de Dios nuestro Padre por nosotros sus hijos y para Gloria de Jesucristo nuestro Señor.
Hoy he cumplido 44 años de edad, estoy casado con Susana desde hace 24 años, tenemos dos hijos, Susana de 23 y Carlos Martín de 19; recién en el año de 1995, pude descubrir que tengo un matrimonio y he podido experimentar el perdón de Dios a través de su Iglesia, el perdón de mi esposa a través del AMOR que Cristo ha infundido en su corazón por medio del Espíritu Santo, y el perdón de nuestros hijos, así, en comunión entre nosotros, acudimos a las catequesis de inicio del Camino Neocatecumenal, y hoy después de caminar un trecho, tenemos por delante la convivencia del paso que conocemos como "la Traditio", por gracia de Dios somos junto a mi esposa hasta ahora responsables de la quinta comunidad Neocatecumenal de la parroquia Nuestra Señora La Virgen del Perpetuo Socorro, cuando comenzamos el Camino, éramos 85 hermanos en la novena comunidad Alfa después de un año de camino nos unieron con la novena comunidad Omega, y formamos la Octava Comunidad, hoy día somos veinte y cuatro hermanos y somos la quinta Comunidad.
También en mi adolescencia, conocí la apostasía, y engañado por el demonio me fui tras de una secta, que vosotros (estoy seguro) conocéis, conocido como "Mormones", me desvié de mi Iglesia y fui tras de lo que se me proponía como un escape a la realidad, y me invitaba a vivir un espejismo aislado del mundo. También de aquello me rescató el Señor, y bien pronto pude darme cuenta que no venía de Dios lo que pregonaban los misioneros "gringos" con su meloso acento.
Luego de esto me quedé sin Dios, nada me llenaba, y perseguí mis sueños, mis proyectos, mi trabajo, mis estudios, mis deseos de tener fama, dinero y reconocimiento, en ese afán, me perdí, me embriagué y le hice caso al mundo, que me daba lo que yo le pedía, de aquí a lo que me sucedió con malas influencias y perversas falsas amistades, mis borracheras y adulterio, a los treinta y cinco años y después de una vida despreocupada, sin amor, pensando que nadie me quería, frustrado por no conseguir las metas que me proponía, dedicado a tiempo completo al alcohol durante un largo período de cuatro años, caí en adulterio y de ese pecado nació una pequeña, y así, cuando ya no me interesaba nada en la vida, cuando mi matrimonio naufragaba en las aguas profundas de mis pecados y sólo me esperaba el divorcio, la soledad, la culpa, en definitiva la muerte...., el Señor me ha llamado por mi nombre, con amor, sin importarle mis pecados, y me ha puesto frente a una realidad de vida, y sacando a la luz los pecados que me mantenían en tinieblas y atado con cadenas al servicio del demonio a través de mis concupiscencias. Gracias le Doy al Padre, que me preservó del asesinato, pues era lo que el mundo y aquella con la que adulteré me decían era lo conveniente, Matar? No estaba jamás en mis planes, sintiéndome "responsable de mi irresponsabilidad", - vaya que paradoja?-, el Señor me inspiró a no abortar y afrontar las consecuencias de mi pecado, que alegría siento al entenderlo hoy día, porque antes solo era una estupidez y una locura que hice sinceramente sin saber por qué, hoy sé que el Señor me lo concedió para Gloria Suya!
Este he sido yo y éste soy yo hoy día, con la única diferencia queridísimos hermanos, que hoy Conozco a Cristo Jesús a través de una experiencia concreta en mi vida, y no de un cuentito que alguien me haya dicho por ahí..... Dios existe!, es nuestro Padre!, y Jesucristo ha resucitado! para restaurar nuestras vidas.
He conocido como a muchos hermanos en el mundo, a través del Internet, a quienes hago presentes en mis oraciones diarias al Señor, así como también lo hacemos en Comunidad.
Rogamos a Dios para que vosotros no desmayéis, para que el camino que habéis iniciado, os pueda llevar hacia la meta que no es otra que la vida eterna por amor de Cristo Jesús; así mismo es nuestro deseo ferviente, que todos los que estéis en crisis, podáis volver vuestro rostro al único que os puede sacar de la crisis a Jesucristo Nuestro Señor. Y que podáis orar los unos por los otros, para que viéndoos los otros puedan creer que es posible vivir el amor como Cristo lo ha manifestado.
La Gloria de Dios en nuestras y vuestras vidas, está en la Cruz! Oh Feliz Culpa que ha merecido tan grande Redentor! Doy Gracias a Dios y Gloria a su nombre Santo y Eterno, por haberme creado, por haberme preservado, por haberme mostrado el camino a la salvación, por haberme hecho saber que soy su hijo y que jamás me condenará, pues en su infinito amor, sin importarle mi pecado, sólo busca mi salvación.
Gracias queridísimos hermanos por escucharme a través de estas pocas palabras, espero que el Señor os conceda como a mí me ha concedido, poder ver su gloria viendo mi propia miseria! Gloria a Dios!

Vuestro Hermano en Cristo

Carlos Martín


Pagina Principal - Mapa del Sitio - Firmar libro de visitas - E-mail

Camino Neocatecumenal en Puerto Madryn - Chubut - Argentina, Parroquia: Cristo Resucitado
Pagina on-line desde el 01/03/2003 - Ultima actualizacion 24/02/2004