Make your own free website on Tripod.com

¿Quien se hara de dirigir a las comunidades neocatecumenales tras el fallecimiento de sus iniciadores?


Un equipo responsable internacional se encargará de dirigir a las comunidades neocatecumenales tras el fallecimiento de sus iniciadores, Kiko Argüello y Carmen Hernández, según se desprende de los estatutos del Camino, a los que ha tenido acceso ABC. Dichos estatutos prevén, además, que este "itinerario de formación católica" no tenga "patrimonio propio".
Los estatutos del Camino Neocatecumenal, presentados la semana pasada en Roma, se componen de 35 artículos, más una disposición final, y están estructurados en seis capítulos, donde se reproducen la naturaleza y realización del Camino Neocatecumenal, las fases del catecumenado y de la educación permanente en la fe, la misión de sus miembros y la elección del "equipo responsable internacional" del Camino.
Precisamente este último punto (el de la renovación en los cargos) es el más novedoso, ya que asegura la permanencia de un equipo dirigente en el Camino. En el artículo 34, tras señalar que la actual directiva, compuesta "con carácter vitalicio" por Kiko Argüello, Carmen Hernández y el sacerdote Mario Pezzi, se apunta que "tras el fallecimiento de ambos iniciadores, se procederá a elegir el equipo responsable internacional del Camino". Dicho proceso competerá "a un colegio electivo, de ochenta a ciento veinte componentes", elegido por los iniciadores.
Proceso de elección
El proceso requiere un quórum de dos tercios del colegio electivo, que primero elegirá al responsable del equipo, "que tiene que ser un laico". "La composición del equipo, acabada la votación, tiene que comprender: un presbítero, un matrimonio o un célibe, o bien un presbítero, un célibe y una célibe", afirman los estatutos, que estipulan "un mandato de siete años" para este equipo responsable, que puede ser reelegido varias veces con la confirmación del Pontificio Consejo de los Laicos.
A su vez, los estatutos reconocen al Camino Neocatecumenal su misión "como un itinerario de formación católica, válida para la sociedad y para los tiempos de hoy", que debe ser realizado "bajo la dirección del obispo responsable" y "según las líneas propuestas por los iniciadores", contenidas en el "Directorio catequético Neocatecumenal", que recoge la tradición y praxis de más 30 años de Camino y que está pendiente de aprobación por la Santa Sede.
Otra novedad se refiere a los bienes temporales. Así, en el artículo 4, se afirma que el Camino, "en cuanto itinerario de formación católica que se realiza en las diócesis mediante servicios desempeñados de modo gratuito, no tiene patrimonio propio". Otra cuestión es si en la diócesis "se considera útil sostener económicamente iniciativas y actividades relacionadas con la evangelización realizada a través del Camino Neocatecumenal", momento en que el obispo "valorará la oportunidad de erigir una fundación autónoma diocesana, con personalidad jurídica, regulada por estatutos propios, que será reconocida también en el ámbito civil". Sí se reconoce que "en las comunidades son efectuadas colectas, en respuesta a varias necesidades".
En su artículo 18, se hace referencia a los 46 seminarios "Redemptoris Mater", donde se han ordenado 731 presbíteros y estudian 1.457 sacerdotes. "El Camino Neocatecumenal -se lee-, como todo verdadero itinerario de catequesis, es también un medio para suscitar vocaciones sacerdotales y de especial consagración a Dios en las diferentes formas de vida religiosa y apostólica", incluido el sacerdocio.
Seminarios al margen
Sin embargo, estos seminarios "son erigidos por los obispos diocesanos, de acuerdo con el equipo responsable internacional del Camino, y se rigen según las normas vigentes para la formación e incardinación de los clérigos diocesanos y según estatutos propios". Del mismo modo, los seminaristas encuentran en el Camino "un elemento específico y básico del iter formativo y, al mismo tiempo, son preparados a la genuina opción presbiteral de servicio al entero Pueblo de Dios". Esto significa, a grandes rasgos, que los "Redemptoris Mater" deben quedar al margen de los estatutos. Finalmente, el artículo 18 subraya que "compete al obispo diocesano nombrar, tras presentación del equipo responsable internacional del Camino", al rector y demás educadores de los seminarios.
También se regulan los elementos fundamentales del Neocatecumenado. Entre los destinatarios, se distinguen "los que se han alejado de la Iglesia; los que no han sido suficientemente evangelizados y catequizados; los que desean profundizar y madurar su fe; o los que provienen de confesiones cristianas no en plena comunión con la Iglesia católica". El Neocatecumenado, que "se realiza normalmente en la parroquia", promoverá "un maduro sentido de pertenencia a la parroquia y suscitará relaciones de profunda comunión y colaboración con todos los fieles".
Iniciación cristiana
Este Neocatecumenado, o "catecumenado postbautismal", consta de "las catequesis iniciales y del itinerario neocatecumenal, articulado según las tres fases de la iniciación cristiana: precatecumenado, catecumenado y elección, divididas en etapas, jalonadas por pasos marcados por algunas celebraciones". Tras dicho itinerario, la nueva comunidad neocatecumenal "entra en el proceso de educación permanente de la fe, perseverando en la celebración semanal de la Palabra y de la Eucaristía dominical". Otra vertiente del Camino gira en torno a la "iniciación cristiana de los no bautizados".
Los estatutos señalan la invitación a la misión de los neocatecúmenos. Éstos, afirma el artículo 17, "son iniciados a estar presentes, en cuanto cristianos, en la sociedad, y a cooperar en los diferentes servicios eclesiales, según la vocación de cada uno". Después de un tiempo, se elige "un equipo de catequistas, para evangelizar y guiar nuevas comunidades". De éstos, y "para responder a las peticiones de diócesis lejanas (artículo 31), se hace una invitación a ofrecerse disponibles como itinerantes a cualquier parte del mundo" para "iniciar y guiar la realización del Camino Neocatecumenal". Finalmente, se recoge la posibilidad de que el equipo de catequistas esté formado por "familias en misión que, a petición de los obispos, se establecen en zonas descristianizadas". Dichas familias son elegidas por el equipo responsable (artículo 33), "entre las que se han ofrecido libremente como disponibles para ir a cualquier parte después de haber considerado, con confianza en el Señor, tanto la necesidad de la Iglesia como la ausencia de obstáculos para su familia".


Jesús Bastante.
ABC
7.VII.2002

volver


Pagina Principal - Mapa del Sitio - Firmar libro de visitas - E-mail

Camino Neocatecumenal en Puerto Madryn - Chubut - Argentina, Parroquia: Cristo Resucitado
Pagina on-line desde el 01/03/2003 - Ultima actualizacion 24/02/2004